En fallo definitivo La Corte Internacional le da la razón a Niacaragua

18

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) leyó su falló definitivo sobre la demanda que había interpuesto Nicaragua a Colombia por la supuesta violación de la soberanía marítima. Desde La Haya los jueces internacionales determinaron que Colombia debe “cesar inmediatamente” las interferencias en aguas del mar Caribe que ese tribunal reconoce como pertenecientes a la zona económica exclusiva de Nicaragua.

Por 10 votos contra 5 los jueces de la CIJ consideraron que Colombia “ha violado los derechos soberanos y jurisdiccionales de Nicaragua”, y por 9 votos contra 6 señalaron que Colombia “debe cesar inmediatamente esa conducta”.

“Colombia ha violado su obligación internacional de respetar los derechos y jurisdicción de Nicaragua sobre su zona económica exclusiva, interfiriendo con actividades de pesca e investigación marítima y sobre embarcaciones de Nicaragua”, consideró la corte internacional.

 

Desde San Andrés, donde escuchó la lectura del fallo, el presidente Iván Duque aseguró: “Escuchamos el fallo de la @CIJ_ICJ sobre el litigio limítrofe con Nicaragua. Reiteramos que en la defensa de los intereses de nuestro país no hay colores políticos ni partidistas, aquí todos somos Colombia”.

El 26 de noviembre de 2013 Nicaragua acusó al Estado Colombiano de incumplir la sentencia que había proferido La Haya en 2012, en la que se fijaron nuevos límites marítimos entre ambas naciones.

Según dijo el gobierno de Daniel Ortega, Colombia violó su soberanía al sostener operaciones con la Armada Nacional en su zona del Mar Caribe y posteriormente, expedir un decreto en el que estableció control de seguridad a 24 millas naúticas de San Andrés.

El tribunal también reconoció que todas las islas y cayos colombianos en el Caribe tienen derecho a una zona contigua de 12 millas náuticas más allá de las 12 millas del mar territorial, lo que permitirá, a juicio del equipo jurídico, reintegrar el Archipiélago.

Desde la Cancillería explicaron previamente que las operaciones de la Armada en esa zona se realizaron “con el objetivo de ejercer las libertades de Colombia en el área, proteger a los habitantes del Archipiélago y a la población Raizal, cumplir con deberes internacionales en materia de lucha contra el narcotráfico y ejercer protección de la Reserva de Biósfera Seaflower”.

Recordemos que en noviembre de 2012 la Corte internacional fsalló y le otorgó soberanía a Nicaragua de setenta mil kilómetros cuadrados de océano que antes pertenecían a Colombia.