Racha de homicidios y atentados en Córdoba no para en los primeros dias del 2022

37

El 6 de enero cerró con un balance bastante sangriento para el departamento de Córdoba. Cereté, Lorica y Sahagún fueron los municipios en el que los sicarios aplicaron su accionar delectivo en el que dejaron dos muertos y uno gravemente herido.

El primer caso se presentó en el municipio de Sahagún, en donde un joven de 25 años de nacionalidad colombo-venezolana fue ultimado a bala sobre las 2 de la tarde, el hecho de sangre se registró sobre la Troncal de Occidente, sector Samurái. La víctima fue identificada como Ramón Rincón Galvis, quien se dedicaba al mototaxismo.

Según información extraoficial mientras la víctima se movilizaba en una motocicleta fue sorprendido por desconocidos que le propinaron al menos tres impactos de bala que acabaron con su vida de manera inmediata.

Llegada la noche, el turno fue para el municipio de Cereté en la Vereda Los Cedros, en donde de varios impactos de bala fue asesinado Maicol Muñoz quien se encontraba en su lugar de residencia viendo televisión.

En la misma noche del jueves, en el municipio de Lorica se presentó un atentado en el barrio 6 de enero, sector que se encontraba de cumpleaños en el día de ayer, por ser día de reyes.

En el hecho salió gravemente herido Jonathan Gutiérrez Gómez, quien recibió un balazo en la cabeza cuando sus victimarios lo seguían. Cuentan testigos que al hombre lo tenían en la mira dos sujetos a bordo de una motocicleta, cuando estaba a una cuadra de donde sonaba un picó que amenizaba la fiesta, fue alcanzado por los antisociales y le dieron un certero tiro en la cabeza.

El hombre quedó tendido en el suelo en estado de gravedad, personas que se encontraban en el lugar lo cargaron hasta una patrulla de la policía que llegó al sitio y allí fue trasladado hasta la urgencia del hospital San Vicente de Paúl, donde los médicos tras ver la gravedad de la herida ordenaron internarlo en la unidad de cuidados intensivos UCI, donde es intervenido.