Por falta de contenedores escasean y se encarecen un sinnúmero de productos a nivel mundial

37

Escasean en el mundo Productos electrónicos, juguetes y ahora toca el sector automotriz, todo por la escasez de contenedores,lo que inevitablemente está aumentando los precios de una manera acelerada.

Casi que al mismo ritmo con el que se habla de la pandemia en el mundo, otro hecho se está volviendo eje central de la agenda global: la crisis de contenedores.

La imagen se ha vuelto recurrente: decenas de barcos en las bahías de los puertos, literalmente haciendo fila para poder descargar sus contenedores y otros el granel. Los puertos colapsados porque no hay transportadores suficientes que puedan evacuar esa carga y las cadenas de suministro en el planeta golpeadas y sin poder cumplir.

El justo a tiempo, una de las premisas en el comercio internacional que ha sido la bandera en los últimos años, hoy está pasando uno de sus momentos más complicados, restando no solo competitividad a las empresas y a los países, sino presionando la inflación y amenazando la recuperación económica.

Javier Díaz (J. D.): Cuando vino la pandemia, a finales de 2019, China cerró sus fronteras, su economía y los contenedores que ya habían salido quedaron atrapados en Europa, Estados Unidos y en América, y no regresaron vacíos. Luego la economía china se abre nuevamente y la demanda empieza a crecer, pero no hay contenedores vacíos suficientes para despachar esa mercancía. Mientras tanto, Europa y Estados Unidos están en sus casas encerrados y no hay contenedores vacíos en China.

Entonces, si se quiere montar en el contenedor que está disponible, pague más. Por ejemplo, para un contenedor que salía de China hacia América, su flete estaba entre 2.000 y 2.500 dólares. Hoy está entre 20.000 y 22.000 dólares; es decir, se multiplicaron por 10 los fletes, pero además de eso viene una situación en la cual el canal de Suez se cierra, los barcos dañan toda su programación y por los temas de normas sanitarias de distanciamiento llevan a que los puertos a operar mucho más lentamente y la situación se empieza a acumular. Tanto que la operación de un barco que tardaba 40 días hoy está en 75. No hay conductores de camión, los jóvenes ya no quieren hacer ese oficio y a los migrantes no los dejan entrar.