Bajaron ventas en un 30% Por exigencia del carné de vacunación

34

En un 30% bajaron las ventas en los establecimientos nocturnos en Barranquilla, desde que se comenzó a exigir a los clientes el carné con el esquema completo de vacunación contra el COVID-19. El pasado fin de semana y según la asociación que agremia a estos comerciantes, Asonocturnos, se vio menos gente en los negocios, afectando significativamente las ganancias.

Propietarios y administradores de los establecimientos nocturnos en Barranquilla aseguran que se encuentran en una “encrucijada”, dado que si exigen el carné a sus clientes se ven obligados a impedir el ingreso a quienes no cumplan con este requisito y si, por el contrario se arriesgan, se pueden enfrentar al cierre de sus negocios.

“Hay gente que solo tenía una sola dosis o que le dio COVID y están esperando los tres meses para aplicarse la vacuna. Hay una serie de factores que uno los podría dejarlos entrar, pero llega la patrulla COVID y nos cierra el negocio”, dijo Henry Hernández, presidente de Asonocturnos.

Los comerciantes concluyeron que la única manera de superar este panorama, principalmente con los eventos masivos que se avecinan como el partido de eliminatorias a disputarse el próximo martes, 16 de noviembre, es continuar con las campañas de vacunación contra el COVID-19.