Luego de la captura de ‘Otoniel’, miembros del Clan del Golfo se están entregando

53

La caída del máximo cabecilla del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, empieza a generar un efecto dominó sobre integrantes o incluso cabecillas de la organización. En las últimas horas reportó el Ministerio de Defensa que luego de la captura de Úsuga al menos siete integrantes de la organización se sometieron ante las autoridades.

“Estos miembros del Clan del Golfo delinquían en los corregimientos de Hojas Blancas, Loma, La Escuelita y Caimanero, y uno de ellos era comandante de la zona en el municipio de Bojayá, Chocó”, indicó la cartera de Defensa.
Según el Ministerio de Defensa los siete integrantes del ‘Clan del Golfo’ que se sometieron a la justicia, al igual que todos aquellos que decidan presentarse con las autoridades comenzarán la ruta hacia la legalidad e iniciarán un proceso de tres etapas.
De acuerdo con el Gobierno, son varios los beneficios que recibirán los integrantes de las organizaciones ilegales que decidan someterse a la justicia, primero con la entrega voluntaria, abandonar la ilegalidad y cumplir con los requisitos de cada fase. Posteriormente serán trasladados a un hogar encargado de ofrecerles atención psicosocial, salud, medidas de protección y seguridad. Si cumplen con todos los pasos recibirán un apoyo económico.
Luego, en un lapso aproximado de 100 días, se hace efectivo el tránsito a la legalidad, con la participación de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), que acompaña y brinda asesoría permanente a quienes le apuestan a la paz, para fortalecer sus capacidades y brindar la oportunidad de desenvolverse plenamente como ciudadanos.
De acuerdo con el Ministerio de Defensa, desde noviembre de 2020 se han presentado ante la justicia 208 integrantes de las disidencias de las FARC, 89 del Clan del Golfo, siete de Los Caparros y cinco de Los Pelusos.